Campamento Turismo 2017: Arroyo de Las Pavas

El paisaje predominante es de sierras rocosas con interfluvios aplanados que reflejan procesos erosivos intensos sobre materiales geológicos antiguos. Los ecosistemas dominantes son praderas arbustivas y bosque serrano. En los valles se desarrolla el bosque fluvial y la pradera. Es una de las zonas con mayor importancia de bosques serranos que comprende las nacientes de las principales cuencas hídricas del país. 

Seleccionamos este lugar por encontrarse en la región del país que presenta un importante nivel de “naturalidad” (flora y fauna especialmente aves), pero se está enfrentando a un proceso acelerado de reducción y fragmentación de áreas naturales y a la generación de discontinuidades espaciales.

Además de las riquezas naturales, la zona cuenta con lugares históricos de relevancia, que también visitaremos. 

 

CERRO CHATO

Cerro Chato es una localidad asentada en el nodo que conforman la Cuchilla Grande y la Cuchilla de Comercio, a 250 Km. de Montevideo, y a una altitud de 253,13 metros sobre el nivel del mar. Sobre la divisoria de agua de la que se alimentan las nacientes del Rio Yí, Arrollo el Cordobés y del Rio Olimar.

La ciudad de Cerro Chato crece desde sus orígenes alrededor del trifinio. Donde concluyen las jurisdicciones de Treinta y tres (6ª sección), Durazno (8ªsección) y Florida (12ª sección). Lo que le otorga a esta población su carácter integrador, colaboracionista y participativo.

El camino duro y seguro de la Cuchilla Grande era transitado por las grandes caravanas de carretas, desde Montevideo al sur de Brasil y viceversa. Allí donde coincidía el transito que por el lomo de la Cuchilla de Comercio venía desde el interior del actual departamento de Durazno. Se formó así un verdadero nudo de circulación sobre el cual prosperaría a mediados del siglo XIX el pueblo de Cerro Chato. Situación que se mantiene hoy en día gracias a la circulación de personas y bienes por las rutas nacionales N° 7 y 19.

El día 3 de Julio de 1927, a instancias de saldar la pertenencia del pueblo a una de las tres jurisdicciones, sería protagonista de un episodio histórico. Por primera vez entonces en Sudamérica las mujeres ejercieron el sufragio, once años antes de que pudieran a volver a votar en el Uruguay en las elecciones de 1938.

Estos y otros hechos históricos han contribuido a formar una identidad cultural, que ofrece a los visitantes en diferentes momentos del año, fiestas hípicas, festivales folclóricos, eventos culturales. Si bien la localidad cuenta hoy día con algunos servicios hacia los turistas, se encuentran fragmentados y no responden a un objetivo de desarrollo común. Encarar el desarrollo de la localidad como producto turístico que relacione y ponga en valor todos estos hechos permitirá una actividad lucrativa a partir del patrimonio local.

La localidad cuenta hoy con servicios como restaurantes, hotel, farmacias, supermercados, venta de artesanías, cajero automático, locales de pagos(Abitab y Red Pagos), un parque natural recreativo a 2 kms y a 16 kms una estancia turística. Dichos servicios brindan una ventaja comparativa frente a otros pueblos de la zona. Esos emprendimientos además han trabajado en los últimos años mejorando la calidad y la cantidad de sus servicios. Por ejemplo:Parque Salto de Agua (IDTT), está construyendo dos cabañas, además de su zona de camping.

Extraido del informe  ”FOMENTO DEL TURISMO EN CERRO CHATO, EL PUEBLO DONDE VOTO POR RA VEZ LA MUJER EN SUDAMERICA”Año2013  

 

 VALENTINES

En el límite entre Florida y Treinta y Tres se encuentra la Estación Valentines, inaugurada en mayo de 1908, cuando el tren corrió por primera vez en el tramo Nico Pérez – Cerro Chato.   Testimonios orales y escritos afirman que a partir de la década de 1920, se van radicando vecinos luego de los primeros fraccionamientos de terrenos, se instala la escuela pública, formándose el caserío de Valentines.

La mayoría de los primeros pobladores vinieron de rancheríos cercanos como Monzón, y Valentines Chico o Pueblo de los Morochos, ubicados en el departamento de Florida; y de Las Pavas, Averías y Olimar Chico en el de Treinta y Tres, (Bonetti 2010).   Valentines tiene 132 habitantes en el censo de 1930, recibe los servicios básicos, pero su crecimiento va a estar limitado por la cercanía de los centros mayores.

 

PUEBLO  LOS MOROCHOS

Varios rancheríos del nordeste de Florida son anteriores a 1900 y, por supuesto, anteriores a Valentines, formado posteriormente junto a la estación ferroviaria.  Uno de ellos era el “Pueblo de los morochos“, también conocido por “Pueblo de los Negros” o “Valentines Chico”.   Su nombre responde a que la población mayoritaria era afrodescendiente, cuyo origen se remonta a los descendientes de esclavos que venían de Brasil, con sus amos estancieros radicados en el siglo  XIX.

Casi toda la población del Pueblo de los Morochos emigró y parte de ella se radicó en Valentines, que tiene actualmente alrededor de 20% de afrodescendienes en el total de habitantes.

Es uno de los poblados y parajes que se fueron vaciando hasta desaparecer como tal, ubicado muy cerca de la Ruta 7 a la altura del Km. 327.  (…) La escuela Nº 41es del año 1917, y la matrícula de ese año es cercana a los setenta alumnos. (…) En la actualidad funciona con un número entre tres y cinco niños.  Caminar por la localidad desaparecida es reconocer un poblado rural.  Rastros de cimientos, una o dos taperas, algún galpón, casas tapiadas son señales inequívocas de un pueblo que se esfumó”.  Bonetti.

Extraido de  “Florida, población y transf ormaciones del novecientos” de Alberto Cruz, 2014 


NICO  PÉREZ

En el año 1883 se funda el pueblo Nico Pérez, ubicado sobre la Cuchilla Grande, en el límite de los departamnros de Florida y Minas, (Lavalleja).   Es uno de los pocos centros anteriores al ferrocarril, y cuando éste llega en el año 1891, adquiere enorme importancia al ser terminal de trenes e influir sobre una vasta zona de varios departamentos: Cerro Largo, Treinta y Tres, oeste de Tacuarembó y de Durazno, norte de Rocha y de Minas y el nordeste de Florida.

José Virginio Díaz describe en forma excelente la dinámica comercial y de transporte que caracterizó a Nico Pérez al despuntar el siglo XX.   Decenas de carretas procedentes de diversos lugares, cargadas de lana, cueros y otros productos agropecuarios, descargaban los productos en la estación Nico Pérez y regresaban cargadas con mercaderías hacia los lugares de origen.

Nico Pérez era la llave de la concentración de la riqueza de 2000 leguas cuadradas en territorio uruguayo.   No se movía un solo cuero de oveja o un vellón de lana en esas 2000 leguas sin que Nico Pérez recibiera su tributo.   Esa línea territorial de ferrocarril y toda la extensa zona Noreste del Uruguay, tenía que serle necesariamente tributaria. . .  El servicio de pasajeros y de cargas era extraordinario, y en tiempos de lanas abrumador.   Por otra parte la provisión de artículos de almacén, tiendas, ferretería, máquinas y mercaderías generales, debían transbordarse a las interminables tropas de carretas que afluían diariamente de tan extenso territorio, en compensación a los frutos del país que conducían, para ser embarcados al mercado central de la capital. (…) Entre las carretas que esperaban ser cargadas y las que demoraban a la espera de transportes había unas ciento cincuenta. . . “

Fue terminal ferroviaria durante 17 años  y va a ser importante nudo ferroviario, al partir desde ahí los ramales; uno hacia Cerro Chato y Melo y  el otro hacia Treinta y Tres y Río Branco.

Nico Pérez es un buen ejemplo de la interrelación de la geografía y la historia.   La condición de terminal ferroviaria resultó decisiva para su crecimiento económico.   Su particular localización llevó a que en el año 1903, fuera el lugar elegido para generar un hecho de gran trascendencia en la historia uruguaya, al producirse la concentración de mas de 15000 hombres en armas alrededor del caudillo blanco Aparicio Saravia, que culmina ese año en el “Pacto de Nico Pérez” y en el alzamiento bélico del año siguiente.

Además era de tal magnitud el progreso y la dinámica comercial que a nivel parlamentario hubo propuestas para crear un nuevo departamento, cuya capital sería Nico Pérez.

 

 EL YI

El río Negro recibe en su curso inferior varios colaterales que le llegan por su margen derecha (Ramírez, Sánchez, etc.), pero los más caudalosos son el arroyo Grande y el Don Esteban, que provienen de la cuchilla de Haedo, cruzando el departamento de Río Negro. En la orilla izquierda, a poca distancia entre sí, ya vimos que desembocan el Yi y el arroyo Grande que fluye desde el sur, separando los departamentos de Flores y Soriano.

El Yi es e! típico río de la penillanura cristalina. Nace en el pueblo de Cerro Chato y cursa hacia el oeste formando una suave curva hacia el sur. Sus aguas han labrado un valle en la roca, que aflora continuamente en el lecho, formando

correderas y cascadas. Tiene. varios caracteres definidos: el trayecto poco sinuoso; la presencia de dos grandes escalones en su ribera, cubierta de monte denso pero angosto; la altura de sus crecientes y la rapidez con que baja después. La belleza de sus lagunas, marginadas por playas cubiertas de sauces, es tradicional entre pescadores y canoeros. La mayoría de sus pocos afluentes provienen del sur: Mansavillagra, Timote, Sarandí, Macie!, Porongas y Marincho; entre los de! norte, e! más largo es el Tomás Cuadra.

Hay sobre e! Yi tres núcleos poblados: Sarandí de! Yi, Polanco del Yi y la ciudad de Durazno. Por ésta cruza e! nuevo puente de la ruta 5, y por Sarandí del Yi el de la ruta 6. El antiguo puente carretero de Durazno era muy bajo y lo cubrían las aguas apenas comenzaba a llover con intensidad.

Los pacientes viajeros debían trasbordar al ferrocarril, cuyo puente es más alto.

Este río, que se desliza en todo su trayecto sobre terrenos cristalinos, cerca de su desagüe en el Negro cruza por una angostura, de 10 metros de ancho, formada por rocas basálticas (El Boquerón del Yi’).

Nuestra Tierra-Ríos y Lagunas.Praderi y Vivo .

 

BREVE BIOGRAFÍA DE APARICIO SARAVIA

De Andrés Decuadra

Nació el 16 de agosto de 1856 en el departamento de Cerro Largo, y fue el cuarto hijo de trece, que tuvieron Francisco Saraiva y Pulpicia Da Rosa.Su padre era brasilero, y aunque Saraiva era su apellido, en Uruguay era conocido como Saravia. Aparicio, destacado por su inteligencia, fue enviado a la escuela en Montevideo, pero al poco tiempo, se escapó del internado para volver a su casa y se integró con tan solo catorce años a la Revolución de las Lanzas (1870 – 1872).Allí se le dio el grado de cabo, y desde entonces surge el apodo “cabo viejo” que le darían sus hombres más adelante.En 1875 junto a dos de sus hermanos, se integró a la Revolución Tricolor, siguiendo a Ángel Muníz.En 1877 se casó con Cándida Díaz, quien fuera sobrina de Gregorio Suárez (caudillo colorado).Años más tarde, en 1886 participó en la Revolución del Quebracho. A partir de allí, Aparicio Saravia se instalará en la estancia de su propiedad llamada El Cordobés, y que sería por muchos años su cuartel general.En 1893 se une junto a sus hermanos Gumersindo y Mariano, a la guerra civil brasileña.Gumersindo fallece en 1894, a causa de una herida de bala. A partir de este momento Aparicio es nombrado general, pero tuvo que dar la retirada con sus hombres, por ser una batalla perdida.Regresó a su estancia en Uruguay en 1895, continuando con la actividad rural.Se comprometerá con el Partido Nacional, y se enfrentará al gobierno colorado de la época, presidido por Idiarte Borda.En 1895 se realizó una reunión con más de mil personas blancas de la zona y Aparicio fue proclamado general.Luego fue a Montevideo donde se reunió con el Directorio del Partido Nacional.De allí surgió que el Directorio estaba en contra de la creación de un movimiento armado, y de provocar una revuelta.En noviembre de 1896, Aparicio junto con 80 hombres se trasladaron al departamento de Rivera donde leyó una proclama instando a los blancos a levantarse en armas contra el gobierno colorado. A partir de allí Aparicio se trasladó a la localidad de Bagé en Brasil donde se reorganizó.La revolución de 1897 fue un éxito tanto político como militar y culminó con el Pacto de la Cruz.A partir de allí Aparicio fue el jefe de todo el Partido Nacional y organizó un poder paralelo al del gobierno de Juan L. Cuestas.En su estancia El Cordobés tuvo el centro de organización y logró que 6 departamentos del país, fueran dirigidos por 6 jefes políticos blancos que lo siguieran como líder indiscutido.Su relación con los integrantes del Directorio del Partido Nacional no fue muy estrecha ya que él era un hombre que no gustaba de la vida de la ciudad y del trato con los “doctores”. Sobre todo fue deteriorándose la relación con Eduardo Acevedo Díaz.En 1903 se realizaron las elecciones nacionales donde surgió electo presidente de la república José Batlle y Ordóñez, hombre perteneciente al Partido Colorado. Eduardo Acevedo Díaz fue expulsado del P. Nacional (ya lo había vaticinado el propio Saravia) y consiguió que Batlle y Ordóñez designara a dos de los seis jefes políticos departamentales, a personas del grupo de Acevedo Díaz.Esto provocó un aumento de la tensión existente hasta el momento. En marzo de 1903, Aparicio Saravia reunió a 15.000 hombres para lanzarse a la lucha armada, pero tras arduas negociaciones, se acordó evitar la guerra civil.En enero de 1904, se desató la que se conocería como la Revolución de 1904, parecida a la de 1897 pero más grande y sangrienta. El 1ro. de setiembre Saravia fue herido de bala en la llamada Batalla de Masoller.Falleció el 10 de setiembre refugiado en una estancia en territorio brasilero.

 

JOSÉ BATLLE Y ORDÓÑEZ

José Batlle Ordóñez (1856-1929), político y periodista uruguayo. Presidente de la República por dos períodos: 1903-1907 y 1911-1915.
En 1879 comienza su carrera periodística, la cual estuvo signada desde un comienzo por la críticas a los gobiernos dictatoriales de Latorre primero, y de Santos después. Este posicionamiento político le causó detenciones y cárcel en varias ocasiones.
Pertenecía a un sector minoritario del Partido Colorado, y fue propuesto como una figura de mediación a la presidencia, la cual asumió en 1903.
Con su victoria militar sobre el caudillo blanco Aparicio Saravia en la guerra civil de 1904, finalizó el ciclo de enfrentamientos civiles que caracterizaron el Uruguay del Siglo XIX y se constituyó como el líder indiscutido de su partido.
Llevó a cabo reformas económicas y sociales que permitieron a Uruguay transformarse en uno de los países más estables política y económicamente de América latina. Impulsó la Constitución de 1917, cuya principal característica era la de poseer un Poder Ejecutivo formado por la Presidencia de la República y el Consejo Nacional de Administración. Los historiadores uruguayos suelen referirse a esta época como la Era Batllista.
Esta fotografía constituye un interesante recurso didáctico para abordar en el aula la segunda modernización, las reformas batllistas: aspectos políticos, sociales y económicos y particularmente la biografía de José Batlle y Ordóñez.

Fuente: “Uruguay Educa”



LA MUERTE DE APARICIO SARAVIA Y EL FIN DE LA GUERRA RELATADO

POR LUIS A. DE HERRERA 

El 1º de setiembre de 1904, en un paraje entre Artigas y Rivera llamado Masoller, se enfrentaron el Ejército Nacional con 7000 soldados bien equipados y las fuerzas revolucionarias  con 16.000 integrantes y escasas municiones.  Fue el comienzo del fin de la guerra.  Al término de la jornada, Saravia caía herido de muerte.   El propio Luis Alberto de Herrera, que luchó en la batalla, relató el episodio semanas mas tarde a un periodista de El Siglo, cuando regresaba a Montevideo.

P_ ¿Vió usted caer a Saravia en Masoller?

H_ No.  Fue herido al caer la noche y cuando ya cesaba el fuego, pues la acción por ese día estaba ya terminada.   Pocos momentos antes había pasado delante de mi.  Iba contentísimo.  Me dirigió unas frases alegres y entusiastas.  A los pocos minutos vi a Rodolfo Ponce de León que venía despavorido gritando “¡un médico!,  ¡un médico!”.   Tuve una corazonada, sentía una opresión, una angustia inexplicable.

¿Quién está herido? Pregunté, volví a preguntar, insistiendo.  “El General”, me dijo a media voz y siguió corriendo.   Sentí que se me aflojaban los brazos. . .

P_ ¿No dijo nada Saravia al ser herido?

H_ Yo no estaba allí, pero su preocupación desde el primer momento fue que se continuara con la batalla al siguiente día.   Dio orden terminante de que a la madrugada se llevara el ataque sobre las fuerzas del gobierno.  Esta orden no se cumplió porque algunos de los jefes de división, al saber que Saravia estaba herido, abandonaron durante la noche las posiciones que ocupaban, retirándose hacia la frontera.

P_ ¿Estaba Saravia a caballo cuando lo hirieron?

H_ Si.  Tenía tres caballos: uno alazán, otro bayo y otro colorado.   El primero era un soberbio animal y era el que montaba en los días del combate.  El alazán también resultó lastimado de bala en Masoller.  Como era el caballo predilecto de Aparicio, parece que ha sido conducido a Bagé, donde lo tienen en cura. . . .

P_ ¿Cuándo supo el ejército revolucionario la muerte de su caudillo?

H_ La noticia oficial de la muerte recién fue llevada al campamento de Aceguá el 18 de setiembre.   La llevó Bernardo Rospide, quien, hallándose por excepción bien montado, fue comisionado para ir hasta Santa Ana para buscar noticias fidedignas respecto a la salud del General, hasta entonces se había creído que su herida era grave pero no mortal.

P_ ¿A quién venía dirigida la comunicación?

H_ A Basilio Muñoz, que ya había sido revestido del mando supremo en cónclave de jefes.  Pues bien: al llegar Rospide a Aceguá se encontró con Nepomuceno Saravia, que le salió al encuentro.

-¿Es verdad que trae usted comunicaciones directas de Santa Ana? -le preguntó, 

-Es verdad, coronel. –le contestó Rospide. 

–Entréguemelas. 

–No puedo, coronel.  Vienen dirigidas al general en jefe. 

–Asumo todas las responsabilidades, ¡Deme el pliego! 

–Es que, vea . . . precisamente usted no debe leerlo. 

–Estoy preparado para todo. 

Y tomando el pliego lo abrió, lo recorrió con la vista, las pocas líneas en que se noticiaba la muerte de Saravia, y sin que se le moviera un músculo del rostro, sin que se le humedecieran las pupilas, devolvió la nota diciendo: 

-¡Ya se lo que quería saber!  Dígale al general Basilio Muñoz que yo fui quien abrió el sobre.  

–Rospide se creyó en el caso de advertirlo: 

-Por Dios, coronel, que no se vaya a traslucir.  

–Nadie sabrá nada –contestó Nepomuceno con una triste sonrisa.  Y golpeándose el pecho añadió: 

-No hay nadie en el mundo que pueda saber lo que llevo acá en el pecho.

La guerra finalizó el 15 de octubre de 1904 con la firma de la paz de Aceguá Las negociaciones fueron llevadas adelante por Basilio Muñoz y Luis Alberto de Herrera en representación de las fuerzas revolucionarias; y Carlos Manini Ríos, Pedro Figari y el general Pablo Galarza por el gobierno.

Cuando fue informado sobre las bases del acuerdo de paz, Batlle y Ordóñez envió un telegrama a Basilio Muñoz y a Pablo Galarza que decía:
“He recibido el telegrama de ustedes y me felicito que la paz pueda establecerse en la república.  Al amparo de nuestras instituciones republicanas podrán prosperar todas las ideas y todas las aspiraciones patrióticas.”