Campamento Pororó 2017

Campamento Pororó 2017

Arribamos sin inconvenientes al campo donde se establecería la base del campamento. Este ofrece un buen tajamar y un pozo de agua, además disponíamos de un galpón de costaneros muy apropiado para oficiar de despensa y cocina. Una comodidad que pocas veces tenemos!

El sábado 25 de febrero, luego del armado de instalaciones generales y de las carpas personales, salimos a recorrer los pocos quilómetros que nos separan del antiguo molino hidráulico, sobre el arroyo Sauces de Aiguá.

Quedan en pie las paredes de piedra, pero todo muy cubierto de hiedra, aún se pueden ver las muelas tiradas en el suelo, invadidas por los molles.

Aprovechamos a tomar un masaje en un spa acuático natural y a recuperarnos del intenso calor del día.
Retornamos al campamento sin novedad.

El domingo 26 de febrero salimos a hacer una recorrida más amplia bajo el fuerte sol de febrero. Primero visitamos un antiguo casco de estancia que durante muchos años fue sede de la comisaría que se encuentra en Ruta 8 frente al Cerro Marmarajá. También allí la hiedra se adueñó del lugar, dando un toque misterioso a cada rincón.

Luego seguimos el trayecto de una cañada que desagua en el arroyo Sauces de Aiguá y lo remontamos en dirección NE hasta encontrar una hermosa laguna que nos ofreció la frescura de sus aguas. Volvemos al campamento a la tarde para disfrutar de unos mates mientras aguardamos que Sergio, nuestro cocinero, avise que la cena está pronta.

El lunes 27 de febrero, viajamos unos quilómetros en vehículos para visitar la cantera de cal del Bull-dog con su impresionante profundidad.
Luego continuamos hasta el arroyo Molles de Aiguá, allí pasamos gran parte del día intercalando baños en el paso del arroyo con cortas caminatas de reconocimiento de flora y aves. También encontramos un piletón bastante profundo custodiado de cerca por el monte nativo, allí se pudieron dar unas brazadas para ahuyentar el calor sofocante del día. A la tarde retornamos al campamento sin novedad.

El martes 28 de febrero, iniciamos la caminata dirigiéndonos a una tapera que aún tiene en pie sus paredes y el brocal del pozo. Cerca de la tapera apreciamos un hermoso ramillete de azucenas, único toque de color en ese entorno desolado.

Continuamos en busca del arroyo Sauces de Aiguá y lo remontamos en dirección SE hasta llegar a un antiguo horno de cal construido en piedra que se encuentra en óptimas condiciones.

Más adelante cerramos el circuito retornando al molino hidráulico donde, por supuesto se tomaron fotografías y varios baños acosados por el sol.

Vuelta al campamento para desarmar todo y preparar la carga de la camioneta.

Otro campamento feliz de GERGU, conociendo el Uruguay y disfrutando de nuestra naturaleza en forma apacible y relajada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.